Cuerpo Astral

Cuerpo astral: como dominarlo

Cuerpo Astral

Para movernos en el Plano Astral, todas las personas tenemos un Cuerpo Astral.

Este vehículo está formado por nuestra energía, que proyectamos astralmente, desdoblándonos. Una vez se produce este desdoblamiento, sentimos el Cuerpo Astral en forma distinta de la forma en que sentimos el cuerpo físico.

Al comienzo de un viaje astral, sentiremos nuestras extremidades. Sin embargo, con el correr del tiempo, estas se volverán más difusas, y terminaremos sintiendo que nuestro Cuerpo Astral está hecho de humo.

El Cuerpo Astral puede adoptar un color azulado, pero también puede adoptar el color de nuestra aura.

¿Qué debemos tener en cuenta para dominar el Cuerpo Astral?

Para poder dominar el Cuerpo Astral es necesario tener en cuenta que la forma de controlarlo es a través de la mente. No podremos hacer nada intentando usar los músculos, como haríamos con el cuerpo físico. El Cuerpo Astral no tiene músculos, ni huesos, ni ojos, por lo que todo lo que hemos aprendido para dominar el cuerpo físico no nos servirá de nada.

 

Ventajas del Cuerpo Astral

Si bien, al no estar conformado por materia, no puede utilizarse para tomar objetos, o producir efectos en el campo físico, tiene la ventaja que el mundo físico no presenta barreras que el Cuerpo Astral no pueda superar. Tampoco existe la distancia, ni la velocidad. Ninguna de estas variables dificulta los movimientos de nuestro Cuerpo Astral.

Relación con el cuerpo físico

Nuestro Cuerpo Astral está unido a nuestro cuerpo físico a través de un enlace energético que recibe el nombre de Cordón de Plata. Este cordón es energético, por lo que no se puede dañar, cortar o suprimir. De esta forma, el uso del Cuerpo Astral es seguro, porque la unión con nuestro cuerpo físico no puede destruirse o cortarse.

Es difícil determinar la composición exacta del Cordón de Plata, pero lo que sí sabemos es que une al cuerpo físico con el Cuerpo Astral como si fueran dos imanes, imposibles de separar. De esta manera, está asegurado que podremos volver a nuestro cuerpo físico una vez que terminemos nuestro viaje astral.

Es común que las personas tengan algún tipo de temor de quedar perdidos por no poder volver a su cuerpo físico, pero este temor no tiene fundamento, y debe eliminarse con la meditación.

Control de la Mente sobre el Cuerpo Astral:

El control sobre el Cuerpo Astral es una técnica que se aprende instintivamente. Pero sí es importante entrenarse para controlar los sentimientos. En especial, aquellos negativos, como el miedo, la inseguridad, el rechazo, el deseo, la frustración… Al dominar esos sentimientos, nuestro Cuerpo Astral será más manejable.

Claro es que, primero, deberemos tener plena conciencia acerca de los sentimientos que tenemos, para así poder controlarlos.

Todos los sentimientos pueden controlarse. No hay nada que no podamos hacer a través de la meditación y el entrenamiento. Una vez identificados los componentes que debemos controlar, podremos dominar nuestro Cuerpo Astral de forma completa, y llegar a los lugares que deseemos.

 

Leave a Reply